Sistema de Purificación por Luz UV - AquaPro Latinoamerica

Buscar
logo_aquapro
Vaya al Contenido

Menu Principal:


¿Cómo funciona un sistema de desinfección por luz UV?


 La purificación del agua mediante rayos ultravioleta (UV) es un método rápido y efectivo para desinfectar el agua de consumo humano; sin la necesidad de utilizar productos químicos, ni añadir calor o hervirla.

 Tanto si se utiliza como un complemento a un programa de tratamiento de agua multi-etapas o complementario, la luz UV sigue creciendo en popularidad por todo el mundo, como una tecnología eficaz  para la purificación del agua.

 Como muchos quizás ya conocen, la luz UV ha sido ampliamente utilizada en Europa y Estados Unidos por muchos años.

La siguiente información describe lo que permite que la UV sea una
opción tan atractiva y confiable en el tratamiento del agua de consumo.



 Los sistemas con luz UV, o en combinación con otros métodos para proporcionar agua purificada, cumplen con las normativas para la  salud pública de reconocidas organizaciones; entre ellas las de la US EPA (Agencia de Protección Ambiental de USA) y la OMS (Organización Mundial de la salud). La Water Quality Association (Asociación para la calidad del agua) con sede en USA, considera a los equipos que utilizan luz UV como uno de los más efectivos métodos para la purificación del agua.

 
 Es conocido que el agua que llega a nuestros hogares desde la red pública sufre procesos de contaminación durante el transporte, bombeo, almacenamiento y distribución; no siempre en las condiciones higiénicas óptimas. Debido a filtraciones, arrastres de sedimentos y/o viejas tuberías, adquiere características indeseables en cuanto a olor, color, sabor y presencia de sustancias y microorganismos que ponen en riesgo nuestra salud. El agua proveniente de la red pública puede contener microorganismos que producen enfermedades y que no se detectan a simple vista o por el olor o sabor.

¿Cómo funciona la desinfección del agua por
irradiación de luz ultravioleta (UV)?


 "Los rayos del sol son una fuente importante de luz ultravioleta; sin embargo, poca llega a la tierra porque el ozono de la atmósfera superior absorbe la mayoría. No obstante alcanza para matar bacterias y virus del agua superficial de arroyos y estanques".¹


 Se sabe, gracias a rigurosas investigaciones y pruebas científicas, que la irradiación UV producida  en longitudes de onda entre 250 y 270 nanómetros (UV-C o la banda UVC) es extremadamente eficaz en la destrucción de muchas especies de bacterias, esporas de moho, virus y otros microorganismos.


 En este rango de onda, la luz UV atraviesa la pared celular causando daño en el material genético (ADN) del microorganismo, inhabilitando la reproducción del mismo y su potencial para causar enfermedades.

 El uso de radiación UV de esta manera para purificar el agua, es muy popular entre los europeos que la han conocido durante décadas. Su uso en los Estados Unidos se popularizó en la década de 1990 y se está convirtiendo en el sistema predominante, debido a los brotes de contaminación del agua potable por microorganismos. Estos incidentes incluyen un brote de Cryptosporidium en Milwaukee en 1993 que mató a más de 100 personas y en Las Vegas en 1994 que mató a 43 personas. En cada caso, cientos y cientos de personas se enfermaron.


 Los sistemas de purificación de agua por luz UV se basan en la circulación de agua a través de un recipiente que contiene una lámpara de irradiación UV especializada
², posicionada de tal modo que su eje esté alineado en la misma dirección del flujo de agua. Esto garantiza la mayor exposición del agua a la irradiación UV a medida que pasa alrededor del cuerpo de la lámpara. La lámpara se encuentra protegida dentro de una funda de material de cuarzo (con alto índice de transparencia), que permite que la irradiación UV pase hacia el agua; pero el agua no entre en contacto directo con la lámpara. Si el recipiente que contiene la funda de cuarzo y la lámpara se construye con material resistente que refleje la luz - como el acero inoxidable pulido - potenciará la acción bactericida de la lámpara de luz ultravioleta (UV) al comportarse como un espejo que amplificará la irradiación dentro de la cámara. Vea el siguiente ejemplo. Algunos sistemas de luz UV son diseñados, de tal forma  que el agua reciba mayor irradiación al realizar 6 (seis) siclos o más dentro del recipiente de acero inoxidable que contiene la funda de cuarzo y la lámpara. (Haga clic aquí para ver diagrama)

 Este método de purificación destruye más del 99.9% de bacterias, virus y gérmenes patógenos que se encuentran en el agua. Ningún otro medio de desinfección es tan efectivo como los sistemas que usan irradiación de luz UV. Esta no cambia las propiedades del agua ni afecta a quien la usa o bebe. El departamento de Salud Pública de E.U.A. requiere que la desinfección mediante equipos de luz ultravioleta tenga una dosis mínima de 16,000 μwatts seg./cm2 (microwatts por segundo sobre centímetro cuadrado).

 Si se utiliza la presión de agua de suministro proveniente de la red pública o la gravedad, en el caso de provenir el agua de alimentación de un tanque elevado, como el principal medio para mover el agua a través del sistema; en la mayoría de las veces no requerirá de una bomba autónoma para inyectarle presión. El diseño de un purificador de agua confiable consistirá típicamente en un una lámpara germicida de UV, un balastro electrónico y un sistema de pre-filtración adecuado (Vea el siguiente ejemplo). Este sencillo diseño indica que el usuario ahora cuenta con una forma económica para purificar su abastecimiento de agua, el cual requiere de muy poco mantenimiento y usa una fracción de energía en comparación con otros métodos de desinfección.



Ventajas de la Luz UV


Tecnología efectiva aprobada a nivel mundial, que garantiza la eliminación del
   99,9% de microorganismos causante de enfermedades y molestias.

No añade ninguna sustancia química al agua y no genera sub-productos de la
  desinfección que puede afectar la calidad de la misma.

No altera el sabor, olor, color y pH del agua.

Requiere muy poco tiempo de contacto para su poder germicida.

Evita las molestias y peligros de hervir el agua.

Puede trabajar con baja presión de alimentación.

No requiere de agua de auto-limpieza.

Fácil mantenimiento e instalación.


      Según la US EPA (United States Environmental Protection Agency:
             Angencia de Protección Ambiental de Estados Unidos):

    • La desinfección con luz UV es eficaz para la desactivación de la mayoría de
       los virus, esporas y quistes.

    • No existe ningún efecto residual que pueda afectar a los seres humanos o
       cualquier organismo acuático.

......................................................................................................................................


 1._ Manual de purificación del agua, Luis Lesur, Editorial Trilas, 1990, pág. 46

 2._ Las lámparas para desinfección por luz ultravioleta (UV) no son iguales a las
  lámparas fluorescentes que son usadas para diferentes aplicaciones
  comerciales; y las cuales son llamadas también lámparas de luz ultravioleta.




"La luz ultravioleta (UV) sigue creciendo en popularidad por todo el mundo, como una tecnología eficaz  para la purificación del agua"















"El agua proveniente de la red pública puede contener microorganismos que producen enfermedades y que no se detectan a simple vista, por el olor o sabor"



















"
La luz UV inhabilita la reproducción de los microorganismos y su potencial para causar enfermedades"
















"La luz UV-C es extremadamente eficaz en la destrucción de muchas especies de bacterias, esporas de moho, virus y otros microorganismos"

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal