Líbrese de Enfermedades - AquaPro Latinoamerica

Buscar
logo_aquapro
Vaya al Contenido

Menu Principal:


Líbrese de Enfermedades

 El agua es el principal e imprescindible componente del cuerpo humano, sin embargo, el agua que llega a nuestros hogares desde la red pública sufre procesos de contaminación durante el transporte, bombeo, almacenamiento y distribución; no siempre en las condiciones higiénicas óptimas. Debido a filtraciones, arrastres de sedimentos, viejas tuberías y la cloración, adquiere características indeseables en cuanto a olor, color, sabor y presencia de sustancias y microorganismos que ponen en riesgo nuestra salud.

 El agua potable debe tener las siguientes características: carecer de sustancias orgánicas en suspensión, ser cristalina, incolora, inodora e insípida y debe tener un residuo salino inferior al 5%.

 Aún así el agua puede contener microorganismos que producen enfermedades y que no se detectan a simple vista o por el olor o sabor. El agua, en este aspecto, se contamina fácilmente y por tanto es importantísimo tomar medidas de saneamiento e higiene. El agua contaminada o que se presume contaminada, es sometida a una serie de análisis de control de calidad. En estos análisis se buscan aquellos microorganismos que se encuentran en las heces de los seres humanos o de los animales. La presencia de estos microorganismos indica la contaminación de esa agua. Por ello se les denomina microorganismos indicadores de contaminación fecal. Estos microorganismos pertenecen a un grupo denominado coliformes y se caracterizan por que tienen forma de bastoncillo.

 El cólera, el tifus y la hepatitis infecciosa son algunas de las principales enfermedades transmitidas por bacterias que viven en el agua. Principales síntomas de estas enfermedades. Todas las enfermedades mencionadas anteriormente se caracterizan por una serie de síntomas que son: diarreas, deshidratación, vómitos, dolor de estómago, fiebre, dolor de cabeza, entre otros.

 La diarrea es el síntoma principal de gran parte de las enfermedades transmitidas por agua y alimentos contaminados. Se manifiesta con deposiciones sueltas y/o acuosas. Si una persona va más de tres veces al baño en el día tiene diarrea. La diarrea en los niños y en los adultos puede ser peligrosa porque  se pierde mucha agua y sales.

¿Qué peligros puede haber en el agua de suministro público?


 Hay varios problemas que pueden poner en peligro la calidad del agua de suministro público. Algunos de los peligros se resumen a continuación:

 Se pueden detectar bacterias coliformes en el agua. Las bacterias coliformes son un grupo de microorganismos que se encuentran normalmente en la zona intestinal de los seres humanos y de otros animales de sangre caliente, y en el agua superficial. Cuando estos organismos se detectan en agua potable esto sugiere que la contaminación procede de una fuente superficial tal como la escorrentía de un corral. La presencia de estas bacterias indica que hay microorganismos que pueden causar enfermedades, conocidos como patógenos, y posiblemente entren en el suministro de agua potable si no se toman medidas preventivas. El agua potable debe estar libre de coliformes.

 Los cysts y los virus pueden también poner en peligro la calidad del agua potable. Son los contaminantes microbianos que se encuentran generalmente en el agua superficial. Los ejemplos son Gardia y Cryptosporidium. Giardia es un cyst que causa síntomas gastrointestinales.

 En Milwaukee, Wisconsin, USA; un grave brote de Cryptosporidium ocurrió en 1993, en el cual más de 400,000 personas contrajeron la enfermedad y resultó en por lo menos 50 muertes. Ese fue el brote de una enfermedad transmitida por el agua más grande en la historia de los Estados Unidos. El Cryptosporidium es un parásito que se considera el causante de los mayores casos de diarreas entre los seres humanos. En individuos con un sistema inmune normal la enfermedad dura varios días y los síntomas son diarreas, vómitos, calambres del estómago y fiebre. La gente con los sistemas inmunes debilitados puede sufrir de síntomas mucho peores causados por cryptosporidium, como por ejemplo el cólera.

 Por otra parte, los nitratos y nitritos en agua potable pueden causar cianosis, una reducción de la capacidad de carga de oxígeno en la sangre. Esto es particularmente peligroso en infantes por debajo de los seis meses de la edad.

 El plomo y el cobre pueden incorporarse al abastecimiento de agua en las tuberías. En las corrientes del agua a través de las tuberías, pequeñas cantidades de plomo se pueden disolver en el agua contaminándola. El plomo es una sustancia tóxica que se puede absorber rápidamente en los sistemas humanos, particularmente entre los niños pequeños.









Tome agua pura y cristalina, libre de microorganismos que causan un sin fin de molestias y enfermedades...! ¡La salud de usted y la de los suyos la merece!"



















"El agua es el principal e imprescindible componente del cuerpo humano."

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal